La pleca de doblez es un acabado que consiste en hacer presión sobre nuestro sustrato con un fleje de acero con el canto redondeado con la intención de crear una marca que ayude al doblar el papel.

Pleca o hendido de doblez

 

Fleje de acero

 

Con y sin plecado. Marca de la pleca

 

¿En qué ayuda al doblar?

Existen dos características físicas que se deben tomar en cuenta al diseñar un impreso que llevará en su acabado un doblez. La primera de las características es el hilo del papel, este término se emplea para definir la dirección que tiene la fibra; dicho de otra manera la forma en la que se alinean las fibras del sustrato en su fabricación; cuando la dirección de las fibras coincide con el hilo del papel, el doblez no será un problema. La segunda característica es el grosor del papel. Al doblar un papel suceden dos fenómenos en su superficie; el ángulo interior del doblez se comprime y el ángulo exterior se estira. Este fenómeno no es problemático cuando se usan sustratos delgados ya que estas deformaciones son mínimas, pero cuando el grosor supera los 200g/m² genera que el estiramiento del ángulo exterior sea mayor y se quiebra, provocando dobleces de poca calidad.

 

 

Acércate a nosotros, contamos con la experiencia y el equipo para asegurarte que tus impresos contarán con la calidad que tu empresa necesita.